Regalos Originales para Bebés

Compra con un 5% descuento desde tu cuenta de usuario

Cómo introducir la Alimentación Complementaria en Bebés

Como-introducir-la-alimentacion-complementaria-en-Bebes

Cuando nace tu bebé, y hasta los 6 meses, la lactancia materna o la leche de fórmula de inicio, es todo lo que necesita.

Cada niño regula la cantidad de leche según lo que pida el cuerpo. Por eso se aconseja dar el pecho o el biberón a demanda, y cuando cumple los 6 meses, debemos ir introduciendo la alimentación complementaria poco a poco.

Por qué introducir la alimentación complementaria al bebé a partir del sexto mes

Porque el bebé ya tiene el organismo a nivel neurológico, gastrointestinal, inmune y renal preparado.

Antes de los 6 meses no conviene introducirlos, ya que están en proceso de maduración, y pueden sufrir gastroenteritis o infecciones.

Cómo saber que el bebé está preparado para la alimentación complementaria

Sabemos que no todos los bebés son iguales, y cada uno sigue su ritmo. Aunque los 6 meses de vida es una buena orientación, si te estás preguntando si tu bebé está preparado para introducirle los alimentos, debes observar si se cumplen estas condiciones:

  •  Deben de mostrar interés por la comida

Los bebés comienzan a los 6 meses a tener interés por los alimentos que tomamos los adultos. Lo notamos por su mirada clavada en ellos, y, algunos niños, hacen con la boquita como si quisieran comer, incluso quieren alcanzar los alimentos con sus manos.

  •  Deben de mantener la postura erguida.

La postura del bebé debe mantenerse erguida y no caerse hacia los lados, de no ser así, por una postura incorrecta podrían tener riesgo de atragantamiento.

  • Deben de ser capaces de coger los cubiertos con la mano y llevarlos a la boca.
  • Debe de haber desaparecido el reflejo de extrusión.

El reflejo de extrusión, es la expulsión de alimentos con la lengua. Si lo sigue teniendo, aunque tenga ya 6 meses, hay que esperar.

¿Y si introduzco al bebé más tarde la alimentación complementaria?

No conviene por varias razones.

  • El bebé tarda en acostumbrarse a comer los alimentos con la cuchara o con sus manos.
  • Al bebé le cuesta saber cómo tomar este nuevo alimento con una diferente textura, y un diferente sabor, por lo que hasta que tome lo que debe, tardará un poco. Así que, si se hace a tiempo, será lo mejor para que cuanto antes, esté tomando las cantidades adecuadas.
  • Podría tener carencias alimentarias como las del hierro o el Zinc.
  • Alteración de habilidades motoras.

Cómo introducir los alimentos

Aquí quiero comenzar, con el problema actual que tienen muchos niños con la introducción de nuevos alimentos. Hay una gran cantidad de ellos con alergias. Predominan las alergias a la proteína de la leche de vaca y al huevo.

No hay un estudio todavía que demuestre que, por retrasar la introducción de los alimentos potencialmente alérgenos, como son los frutos rojos, el huevo, los frutos secos, el melocotón, el Kiwi… hagan que se reduzca el riesgo de alergias. Pero por si acaso, van introduciendo poco a poco, todos los alimentos.

¿Se pueden introducir alimentos enteros al comenzar la alimentación complementaria?

Sí, se puede introducir alimentos enteros sin pasar por las papillas, o alimentación tradicional, mediante el método de alimentación complementaria regulada por el bebé.

En el año 2002, la OMS recomendó que, en lugar de 4 meses de lactancia materna exclusiva, fuesen 6 meses, y ahí nació este método que hoy en día está muy extendido. Los pioneros fueron reino unido Canadá y Nueva Zelanda.

Con el Baby Led Weaning (BLW), el bebé regula él solo su alimentación, por eso también se llama alimentación complementaria a demanda. Los trocitos se cortan con una forma y un tamaño adecuados, para que puedan cogerlo y manejarlo con sus manos.

Todos los alimentos deben estar cocidos y deben poder aplastarse con la lengua y el paladar, además, tienen que ser muy blanditos, para evitar el peligro de atragantarse.

Algunos padres deciden darle las comidas con este sistema, otros prefieren hacerlo de una manera mixta, y la mayoría, sigue aplicando el método tradicional de las papillas, por miedo a que sus niños se atraganten.

Las familias con varios hijos suelen dar al primero la alimentación tradicional, y con el segundo aplican la mixta.

Cuando se decide dar de comer al bebé con el método BLW, se aconseja hacer un curso sobre ello, para saber cómo preparar correctamente los alimentos, o estudiar muy bien cómo poder prepararlos.

Es muy importante también hacer un curso de primeros auxilios, por si el niño llegara a atragantarse. No hay que preocuparse, porque cuando se atragantan, con la forma en la que están cortados los alimentos, el bebé debería expulsarlos con la tos, pero siempre es bueno realizar este curso optes por el método de introducción de alimentos que sea. Si nos preguntas a nosotros, creemos que todo el mundo, no sólo los padres, debería hacer un curso o tener nociones de primeros auxilios, porque sabiendo como actuar en primera instancia, uno duerme más tranquilo y actuar mejor.

Nos parece muy útil que echéis un vistazo a la guía práctica de primeros auxilios que ha elaborado el hospital del niño Jesús de Madrid. Ahí explica cómo actuar en caso de asfixia.

No hay que olvidar que no se debe quitar la vista del bebé ni un solo momento cuando están comiendo.

¿Qué alimentos puedo introducir, y Cuándo?

Tu bebé necesita hierro, es lo único que no aporta la leche materna y que, hasta ahora, él había tirado de sus reservas de cuando estaba en la tripa de la mamá. Por eso, hay que introducir primero los alimentos ricos en hierro. Como la carne en el puré (o si haces baby led weaning, carne cortada de la forma que viene indicada para su consumo) y el resto, se introduce poquito a poquito, sin prisas, no hay que mantener un orden muy estricto.

Cada alimento nuevo que se dé tiene que cumplir con la regla de los tres días. Esta regla dice que debe introducirse un nuevo alimento y que, durante tres días, le estés dando el mismo. Con cada alimento que se le dé nuevo, se tiene que observar lo siguiente:

  • Si hace buenas digestiones.

Hay que observar si no tiene muchos gases después de su toma.

  • Cómo hace las caquitas.

Debemos ver si son muy líquidas o son normales.

  • Atención a su piel.

Si tiene algún tipo de alergia, puede que le salgan unos pequeños abones, que le pican y son muy molestos. Se caracterizan por ser granitos blancos con un círculo a su alrededor rojo.

Mucho cuidado con todos los alimentos, pero sobre todo, con los potenciales alérgenos.

Os recomendamos introducirlos temprano por la mañana o al medio día ya que, si le da algún tipo de alergia, puedes observarla. A veces, tardan tres horas en dar reacción, o un poco más, y si se lo das por la noche, no podrás ver su reacción. (Esto incluye cuando le das el primer biberón de leche de fórmula, si decides introducírselo después de haber estado dándole lactancia materna)

A continuación, os contamos cuáles son algunos de los alérgenos de obligada declaración:

  • Cereales con gluten (trigo, cebada, centeno, avena).
  • Crustáceos.
  • Huevos.
  • Pescado.
  • Frutos secos.
  • Soja.
  • Leche.
  • Apio.
  • Mostaza.
  • Sésamo.
  • Dióxido de azufre y sulfitos.
  • Altramuces.
  • Moluscos.

Cómo introducir los Cereales

Los cereales que debes introducir primero, son los que no tienen gluten, los puedes disolver en agua, caldo, frutas, leche materna o de fórmula. Se dan dos veces al día, por la mañana y por la noche, en forma de papilla, o en el biberón.

Después de unos días, al menos tres, se introducirán los cereales con gluten, y se observará la reacción, ya que muchos bebés, tienen intolerancia al gluten.

Cómo introducir las Verduras

Poco a poco, como hemos indicado, se introducirán las verduras, en la toma del medio día.

  • Patata
  • Zanahoria
  • Judías
  • Calabacín
  • Puerro

Ten especial cuidado con la zanahoria cruda. No se puede dar, ya que es muy peligrosa si se atragantan, por su textura.

Después de introducir estas verduras, puedes añadir 20-30 gr de carne de pollo sin piel.

Añade después, al batir el puré, una cucharada de aceite de oliva virgen extra, pero no agregues sal.

Al puré también le puedes meter 20-30 gr de ternera y de pescado blanco, y más adelante, podrá tomar el azul. Hoy en día, no se recomienda la ingesta de atún por el alto contenido en mercurio.

Cómo introducir el Huevo en la dieta del bebé

Con el huevo debemos tener mucho cuidado, y mucha paciencia para introducirlo. Se introducirá de la siguiente manera:

Hay que separar la yema de la clara, porque suele ser la más alérgena, y se tiene que ir comprobando paso a paso, y con mucho cuidado.

Cada día se introducirá de esta forma:

  • Primer día: un cuarto de yema
  • Segundo día:  media yema
  • Tercer día: tres cuartos de yema
  • Cuarto día: la yema entera
  • Quinto día: un cuarto de clara
  • Sexto día: media clara
  • Séptimo día: tres cuartos de clara
  • Octavo día: yema entera
  • Noveno día: huevo entero.

Cómo introducir las Frutas

Las frutas se introducirán a la hora de merendar, pero ya sabéis, que las primeras veces, siempre por la mañana, para ver su reacción.

Las frutas normalmente se dan en la merienda.

Si vais a practicar el baby led weaning, debéis cocerlas al vapor para que estén blanditas para su deglución, y cortarlas de la forma que tienen que presentarse para evitar el atragantamiento.

No hay que añadir azúcar o miel.

Los frutos rojos, y los que tienen pelito como el kiwi o el melocotón, suelen ser más alérgenos, así que se debe tener más cuidado.

Antes, no recomendaban darlos hasta el año cumplido, ahora algunos pediatras recomiendan introducírselos poco a poco antes del año, o simplemente, lo dejan a la elección de los padres.

El plátano, la sandía y el mango suelen ser sus frutas favoritas por su sabor dulce.

Nunca se debe de dar manzana entera sin cocer, ya que es una fruta muy peligrosa a la hora de comerla cruda. Hay que esperar a que tengan todos los dientes y muelas para dársela entera. Y así con todas las frutas que estén duras y no se puedan aplastar con la lengua y el paladar.

Alimentos con los que hay que tener especial cuidado

Bueno, y creo que ya está, solo queda deciros que mucho cuidado con los atragantamientos. No hay que dar a los niños menores de 5 años los siguientes alimentos enteros:

  • Salchichas: Hay que cortarlas transversalmente y dejarlas muy muy finas, esto incluye no dar perrito caliente.
  • Uvas: Hay que cortarlas en 4 para más seguridad, porque las uvas son extremadamente peligrosas.
  • Palomitas
  • Frutos secos: Hay que triturarlos, y aun así se recomienda no introducirlos en la dieta hasta los 4 años.
  • Aceitunas
  • Patatas fritas

Mucho cuidado en general con los alimentos que tengan la forma de la tráquea del bebé como las citadas anteriormente.

Ver cómo los niños avanzan y dan pasos agigantados en su desarrollo, es algo emocionante. Aunque no te queden fuerzas, siempre hay tiempo para prepararles su comida favorita, y para disfrutar con ellos mientras comen, entreteniéndoles con una canción, o con un cuento.

Y vosotros ¿hacéis algo mientras vuestros niños comen? ¿Les entretenéis para que coman mejor?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Recent Posts

Newsletter

¡ ÚNETE A LA AVENTURA BNICEBOX !

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate el primero de todas las Novedades y Promociones

Nuevas láminas Natalicio Personalizadas

Conserva los detalles de nacimiento de tu bebé en una lámina ilustrada 💗 

 

Podrás elegir entre:

  • 4 animalitos 
  • 3 tipos de letra
  • 6 colores de letra
  • 2 tamaños de lámina (A4 y A3)
  •  

También podrás decidir si prefieres acompañarla de marco o no.

¡Hablemos!
1
¿En qué podemos ayudarte?
Horario L-V de 9-18 h
Hola, qué alegría verte por aquí ;)
¿En qué podemos ayudarte?